Hoy en día los videos corporativos son una mezcla entre un video publicitario y un video inspiracional y tienen por objetivo hacer que otras empresas confíen en mi empresa y al mismo tiempo entiendan mis valores, que servicios realiza mi empresa, mi visión como empresario y mi gusto o talento para realizar negocios.

Esto último es vital. Mucha gente subestima el valor del video corporativo y finalmente termina realizándolo un mismo trabajador de la empresa o incluso algún familiar, pero para que eso no te pase, te vamos a enseñar cómo hacer un video corporativo, qué deberías hacer y qué cosas tienen los mejores videos corporativos del mercado.

 

Antes de hacer un video debes saber cuáles son los tipos de videos corporativos que existes y cuál te acomoda más:

 

Tipos de videos corporativos:

  1. Video de imagen: A través de imágenes , música y voz en off, se muestra qué servicios realiza la empresa de manera corta y entretenida.
  2. Video de proceso: Mostramos cómo realizamos los servicios, puede ser un video paso a paso o editado tipo documental.
  3. Video testimonial: Los clientes o los trabajadores dan testimonios de cómo es la empresa o producto y cuentan todas las virtudes de la empresa o producto.
  4. Video publicitario: Se vende trata de vender un producto a través de un video, ideal para televisión, redes sociales o YouTube.
  5. Video formativo o de formación: Video que enseña a ejecutar un proceso dentro de un producto o servicio, se muestra cómo utilizar algo o cómo proceder ante una situación.

 

 

Si ya elegiste tu video, debes saber ahora cuáles son los procesos a ejecutar por parte de la productora en conjunto contigo:

 

Pasos clave de realización del video corporativo:

  1. Idea principal o concepto: Aquí está el porqué del video corporativo, qué me motiva a hacer este video, qué quiero conseguir con el video y cómo creo que puede hacerse.
  2. Guión: Tomando la idea principal se planifica todo, las palabras a decir en el video, las personas a entrevistar, las locaciones de filmación, la duración del video, la música que llevará, todo, absolutamente todo se planifica en el guión.
  3. Realización: Es el proceso de ejecutar el guión. Se graban las tomas necesarias, las entrevistas, actuaciones, montajes escénicos. Todo este material pasa a la siguiente etapa.
  4. Edición o montaje: Es el proceso de selección del material grabado, se elige lo que sirve y lo que no, se mezclan audios, se incluye la música y se da ritmo al video.
  5. Post-Producción: Acá revisamos detalles, agregamos gráficos digitales, animaciones, corrección de color, graduación de color y últimas correcciones.
  6. Distribución: El video finalmente pasa a las plataformas de distribución, ya sea YouTube, Televisión, Instagram, Vimeo, o cualquier otra red gratuita o pagada por el cliente.

 

Si ya decidiste lanzarte a realizar un video promocional corporativo para tu empresa o lo estás pensando aún, te damos los siguientes consejos para que lo hagas con éxito y sin morir en el intento.

 

8 Consejos para hacer un video corporativo

Elige a la mejor productora audiovisual

Consigue un profesional de la materia y por ningún motivo dejes tu video en manos de gente inexperta. Si el video queda mal, es muy probable que el video haga el ridículo ya que en las redes sociales hay mucha gente que sabe muchísimo del tema y las burlas, no son nada bueno para tu empresa. Asesórate, nosotros somos una de las mejores empresas audiovisuales en Chile y te podemos ayudar mucho.

No temas invertir en un buen video

Lo sabemos, duele invertir a veces en cosas que dices: ¿y para qué? o ¿y cómo un video puede ayudar a mi empresa?. Te lo decimos claro, ayuda, importa y la gente lo nota y mucho. Puedes cambiar completamente la percepción de un empresario o un cliente con ver un video atractivo, entretenido y bien logrado. A veces la gente queda recordando el momento en que vio el video o se emociona. Todo importa, desde quién graba, qué cámara utiliza, qué ópticas, qué actores contrataste, que luz, todo. Por eso, no te aprietes cuando haya que invertir, porque es para tu empresa y debes conseguir a los mejores.

Contenido, contenido, contenido (buen guión)

Al igual que en los sitios web, el contenido es la clave. Preocúpate que el equipo que contratas tenga un redactor, un periodista o un guionista a cargo de procesar la información que se grabará en el video, sobre todo si hay entrevistas a tus trabajadores o testimonios de clientes. Las preguntas deben ir claras y la entrevista no puede durar horas, hay que ir a conseguir la información necesaria para que el video funcione.

Aprende un poco de producción audiovisual

Nunca es bueno dejar 100% todo a cargo de otra persona o equipo, conversa con tu equipo de producción audiovisual y pregunta cosas que no entiendes o házles saber lo que si quieres tener en tu video, lo que quieres proyectar de tu empresa y lo que por ningún motivo debe aparecer. Les será de gran ayuda al momento de idear, filmar o incluso post-producir.

Elige muy bien tu audiencia

Debes tener clara tu audiencia, a quién te dirigirás y hacerles entender al equipo creativo de tu video, de qué, cuando, cómo, y donde se va a proyectar el video. Si es para otros empresarios, o si es para todo público.

Recibe ideas

Confía en tu equipo creativo, ellos saben lo que están haciendo, tampoco se trata de dominar el mundo y tener el control 100% de todo, dales ideas y también recibe las suyas.

Atrévete a ir por otro camino

Si tu empresa está estancada y buscas hacer un video para renovar tu marca o para dar un aire fresco. Pregúntate si has estado haciendo lo mismo por décadas, quizás es hora de atreverse a hacer algo más ambicioso, una campaña para televisión quizás, o apuntar tu video a redes sociales u otra idea.

Por favor revisa el contenido, en serio.

Miles de clientes aparecen con cambios en el momento del estreno y eso no es bueno para la productora, ni para tu empresa, trae problemas, retrasos, molestias e incluso quiebre de relaciones profesionales entre la productora y el cliente. Por la sencilla razón de que el cliente no revisó bien el video. Si vas a revisar algo, no delegues, siéntate, date el minuto que toma el video y míralo detenidamente, analiza, anota y entrega un reporte con los cambios a realizar por parte de la productora. Todos te lo agradecerán, primero, porque la productora sabrá qué es exactamente lo que quieres ver y porque tu también tendrás el control de mostrar algo que viste y que sabes de qué trata.